1. Mi hija pequeña


    Fecha: 01/03/2019, Categorías: Incesto Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Esta es la historia de cómo ayudé a mi hija pequeña a cumplir su fantasía. Era sábado por la noche, yo estaba en el sofá viendo un programa de televisión mientras me tomaba una cerveza, mi mujer había tenido que salir de viaje la noche anterior porque su madre había tenido un accidente doméstico y se había roto un brazo, se quedaría con ella unos días hasta que se acostumbrara a la escayola. Nuestro hijo mayor estaba con una beca Erasmus en Suecia, y aunque él me aseguraba que realmente le interesaba mucho el idioma y la cultura yo sabía que lo que realmente le interesaban eran las chicas, el año pasado tuvo en su universidad un par de compañeras suecas de intercambio y me consta que lo pasó muy bien con ellas. Nuestra hija mediana también estaba de intercambio con una beca Erasmus, pero en Francia, y ella sí que era lo que se llama una empollona, aprovechando al máximo sus estudios, su madre siempre le decía que no sabía divertirse, cosa que su hermana pequeña hacía por las dos. Lucía estaba en su último año de instituto, así que todavía era pequeña para volver a altas horas de la noche, pero puesto que estábamos los dos solos en casa esa noche le había ampliado el horario una hora, aunque ya llegaba un cuarto de hora tarde, se aprovechaba de mí porque sabía que era mi niña favorita y que no podía enfadarme con ella. En ese momento entró en la casa como una exhalación. -Llegas tarde- le dije sin apartar la vista de la tele, ella se dejó caer en el sofá a mi lado -Lo siento ...
     papi, ha sido culpa del imbécil de Álex Álex era su novio, y no es que me gustara mucho que mi niñita tuviera novio, pero me constaba que Álex se portaba bien con ella y hasta donde yo sabía él parecía un buen chico. Puse el mute a la tele y giré la cabeza para mirarla, se la veía disgustada -¿Qué ha pasado, cielo? -Verás papi, es que. es algo embarazoso Empecé a ponerme nervioso, si ese cerdo había osado ponerle un dedo encima a mi niña iría ahora mismo a su casa y le partiría la cara -¿Qué te ha hecho? ¿No se habrá propasado? -No, papi -¿Pero lo ha intentado? -No. y precisamente ése es el problema -No lo entiendo pequeña, explícamelo Se quedó mirándome dubitativa durante un par de minutos, luego me abrazó y me susurró al oído -Prométeme que no te vas a enfadar por lo que te voy a decir -Te lo prometo Ella se separó de mí y con rostro serio empezó a relatarme -He estado teniendo relaciones sexuales con Álex En ese momento me enfurecí tanto que estuve a punto de estallar el botellín de cerveza, así que lo dejé sobre la mesa, yo había confiado en ese cabrón y resulta que el muy cerdo se había estado follando a mi pequeña, ¡¡y a saber durante cuánto tiempo!! Abrí la boca para decir algo, pero ella me puso un dedo en los labios -Papi me lo has prometido- yo asentí y dejé que siguiera con su historia -además, no tienes de qué preocuparte, no has criado una hija tonta, todas las veces hemos usado protección, lo que pasa que yo quiero hacer algo que él no quiere En ese momento sonó ...
«1234...8»