1. EL TIO Y EL SOBRINO


    Fecha: 24/04/2019, Categorías: Gays Autor: Alonso70, Fuente: SexoSinTabues

    En mi relato anterior conté como tuve sexo durante un mismo periodo de tiempo con un padre y con su hijo, sin que ninguno de ellos supiera que andaba cogiendo con el otro, aunque le hablaba a ambos y mantenía una relación laboral y de amantes pero jamás supieron que compartían a la misma puta, esa fue la primera vez, la segunda aunque no eran padre e hijo si eran familia y en esta ocasión ambos me tuvieron al mismo tiempo y ambos sabían de mí y me compartían, esto fue así: En todas mis citas cuando me preguntan que me gusta hacer les respondo que hago y me dejo hacer de todo, menos dejarme dar golpes ni consumir drogas, de ahí en adelante lo que gusten y manden mis cogedores en turno, pues bien, conocí a estos tres tipos en un chat bueno no, para ser precisos, en realidad ahí solo conocí a Juanito, un muchacho de 21 años, que buscaba un maduro pasivo para tener sexo frecuente, y aunque siempre doy preferencia a maduros como yo, incluso mayores, en esa ocasión me deje abordar por Juanito, nos presentamos y platicamos de cosas comunes, por donde vivíamos, que nos gustaba, como éramos etc. después intercambiamos correos, y ahí nos mandamos fotos, él quedo gratamente impresionado con lo que vio, y me dijo que estaba buenísima, que ya quería cogerme, y que le encantaba como se me veía la lencería, eso me dio confianza, y accedí a ir a su departamento en una unidad habitacional de Iztapalapa, me comento que su "pareja" era un poco mayor que él, 25 años, ambos eran jóvenes, claro a ...
     mis 41 años recién cumplidos la mayoría eran jóvenes para mi, llegue puntual 4:00 pm, nos presentamos, su pareja se llamaba Antonio, un tipo moreno y bajito, que quizás por fuera no se antojaba mucho, pero cuando se desnudo, woww un pene grande y gordo limpio y rasurado salió llenando todas mis expectativas Juanito por el contrario era un tipo bajito y delgado y él sí, tenía un pene pequeño, sin mayor protocolo, empezamos a besarnos y acariciarnos en la sala, terminando por quitarme la ropa exterior, y dejando a la vista mi lencería, en esa ocasión llevaba un body con liguero blanco, medias al muslo blancas de las de silicón, y una tanguita blanca de encaje, olía a un shampoo de frutas e iba con mi culito totalmente limpio por dentro, evitando probar alimentos en la mañana, además mi piel totalmente depilada se antojaba mucho, bueno eso me dijeron después, cuando vi el pene de Antonio, de inmediato me hinque a lamerlo, él se sentó en el sofá abriendo las piernas, y dejándome manipular con mi boca su delicioso trozo de carne, hooo mami, que rico mamas, asiiii asiiii que delicia de boquita te cargas, sujeto mi cabeza con sus manos, yo estaba embelesada con esa delicia de verga en mi boca, lamia desde los testículos rasuraditos hasta la punta, de arriba a abajo y repetía, luego trataba de meterla por completo en mi garganta lográndolo con algo de dificultad por lo grande y gruesa que estaba, con mis ojos en blanco y mi culo al aire, Juanito aprovecho para ponerse detrás de mi y ...
«1234...9»