1. Juventud divino tesoro


    Fecha: 12/06/2019, Categorías: Sexo con Maduras Autor: Cermega, Fuente: xHamster

    Buenas les envió uno de los relatos que más me gustó durante esta temporada:Vivo en un edificio de apartamentos de clase alta donde nosoy muy apreciada por las señoras odiosas que ahí viven ya que al ser muyatractiva y vestir de manera bastante provocativa, generalmente usominiminifaldas que permiten admirar mis bien torneadas piernas y resaltar misnalgas que aparte de estar muy bien formadas son bastante grandes, me hace vercomo una mujer come-hombres por lo que las señoras temerosas por sus maridos nome ven con buenos ojos.Por fortuna en el apartamento de enseguida vivio una señoramas o menos de mi edad, madre soltera de un estilo en el vestir semejante,aunquea decir verdad no tan buenota como yo, con un hijo de once años y como ningunade las dos teniamos marido con el paso del tiempo nos hicimos amigas, a vecessalíamos o pasábamos la tarde acompañadas de su hijo, un chico que a pesar detener poca edad era todo un caballerito,aunque muy cachondo, como su mami encasa generalmente vestia shorts muy cortos y entallados que realmente eran comopantaletas, él descaradamente, sin importar que yo me diera cuenta cada ves quepodia le veía el culo con gran admiración y calentura, de la misma forma a misiempre me veía con ojos desnudadores, claro que no me incomodadaba en lo masmínimo, es mas me gustaba, lo único que me extrañaba un poco era la confianzafuera de lo considerado "normal" que tenia con su mami, por ejemplo la abrazabapor la espalda pegándose fuertemente a sus nalgas ...
     o al pasar le acariaba eltrasero descaradamente, en fin algunas cosas que se me hacían un poco raras,pero ella nunca se m*****aba sino por el contrario lo celebraba y correspondíade la misma manera,para mi lo que contaba era que se llevaban muy bien y eso meagradaba mucho.Durante el tiempo que viví con mi esposo tratando él deequilibrar un poco la diferencia de éxito profesional, me atendía digamos "masde lo normal" en el terreno sexual por lo que siempre estaba en ese aspectobastante satisfecha, de manera que al divorciarme no eran pocas las veces quetenia que recurrir a la masturbación para aliviar la gran calentura que seapoderaba de mi, aunque a decir verdad, no era mucho lo que lograba con esemétodo y no era por falta de ganas o de galanes que no tenía sexo sino porquequede muy desconfiada de los hombres, de manera que no queria enredarme conalguien y tener otro fracaso, pero eso no evitaba que la calentura en muchasocaciones se apoderara de miUn sábado a medio dia paso a casa mi vecina para avisarme quetenia un compromiso y que regresaría ya de mad**gada, que si por favor estabapendiente de su hijo por si se ofrecía algo, le dije que lo haría gustosasabiendo que el niño no daba problemas.Poco después de medio dia la falta de sexo me tenía muyinquita, así que decidí ir al super a hacer algunas compras para pasar el tiempoy sentirme bien con las miradas y piropos masculinos, por ese motivo me puso unamicrofalda y una blusa entallada que me hacían ver muy bien y pase a ...
«1234...»