1. Nos descubre mi novia mientras me follo a su madre


    Fecha: 11/02/2018, Categorías: Infidelidad Sexo con Maduras Autor: RaxterTales, Fuente: CuentoRelatos

    Hace un año conocí a Sara mi novia, vamos juntos a la prepa, a las pocas semanas conocí a su madre Ángela y me quedé asombrado ante semejante mujeron, a sus 45 años lucia muy bien, mucho mejor que mi novia, siempre iba por casa en short o con pantalones muy apretados, su culo y piernas marcados, se le nota que es una mujer caliente, uff simplemente espectacular, Sara era muy reservada en cuanto al sexo y es por eso que aún no teníamos relaciones, pensaba dejarla pero solo seguía con ella para poder ver a su madre. Sara no se llevaba bien con su madre constantemente peleaban, cuando estaba en su casa a veces se sentía muy tenso el ambiente. Un día mientras jugaba fútbol en el patio, mi novia llegó enojada y con algunas lágrimas en los ojos a mi casa, había vuelto a discutir, le dije que iba a ir a hablar con su madre, al llegar me recibió con un short de mezclilla y una blusa negra con escote que dejaba ver parte de sus tetas, sentí un poco de cosquilleo en mi pene, con aquel short deportivo que llevaba cualquier erección se notaría al instante, tomamos asiento y comenzamos a platicar. - Sara llego a mi casa llorando, ¿Qué pasó? - Nada, ya sabes cosas de adolescentes que nada les parece bien, que nadie los entiende, etc., le dije que limpiará su cuarto y se enojó. - Discuten mucho, deberían de llevarse bien, son madre e hija. De a ratos solía lanzar alguna miradas a sus tetas. - Aquí tiene su casa, tiene su celular, tiene ropa, tienen un novio guapo, debería de estar feliz, a ...
     su edad con todo esto estaría más qué contenta pero ella no lo aprecia. Creo que ella empezó a notar que le estaba viendo el escote, bajo su mirada a sus tetas, volvió a subirla me miró y se rio, yo solo solté una carcajada nerviosa. - ¿Quieres un vaso de agua? - Si no es mucha molestia. Se levantó y no sé si lo hizo adrede pero al caminar movía sus caderas de manera seductora no me pude resistir y comencé a tocarme la verga por encima del short, de repente ella volteo y di un salto de susto quitando mi mano. - ¿Con hielos? Lo decía con una sonrisa en su rostro y volteando a ver mi short. - Si, si. Respondí nervioso. Al volver me preguntaba, ¿Me habrá visto? ¿Pensara que soy un pervertido?, ¿Me sonrió, será que le gustó? Me dio el vaso, se sentó alado mío y comenzamos a ver la televisión. - ¿Y tú cómo vas con mi hija? - Genial, es una chica hermosa. - ¿Y ya han tenido relaciones sexuales? En ese momento casi me ahogo con el agua, comencé a torcer, ella soltó una risa. - Jaja, vamos muchacho yo no tengo tabúes, solo quiero saber si se están protegiendo. - No señora, aún no. - Enserio, dime la verdad, no mientas. - Es verdad, aún no hemos tenido sexo, ella es muy tímida, ya lo intentamos pero se termina arrepintiendo. - No lo puedo creer, ya entiendo porque está así de enojada y amargada, mírate con ese cuerpo cualquier mujer querría estar contigo. Aquello me estaba comenzado a excitar, en eso sonó música salsa en la televisión. - ¿Sabes bailar? A mí me encanta. - No, soy muy ...
«123»