1. top manta


    Fecha: 06/07/2018, Categorías: Sexo Duro Sexo Interracial Autor: pelele6, Fuente: xHamster

    EL TOP MANTA Somos un matrimonio maduro de Zaragoza, mi marido al que llamare Antonio tiene 49 años y yo Mari 44, nos conservamos bien y nos consideramos una pareja liberal. Antonio es alto y no está mal dotado y yo, aunque esté mal decirlo, tengo un cuerpo bastante deseado por los hombres. Nuestra relación ha ido con el tiempo derivando hacia el rol de zorra y cornudo consentido y así llevamos unos 5 años.Os contaré una situación que vivimos este verano pasado mientras pasamos una quincena de julio en la playa. Fue este verano en Peñiscola, el apartamento que habíamos contratado estaba al final del paseo del Papa Luna y todos los días se ponían cerca de nuestro apartamento un grupo de negros con sus mantas vendiendo toda clase de artículos: camisas, chándal de la selección, bolsos, etc.., y entre los vendedores se encontraba un adonis negro de cerca de metro noventa, mi marido mide un metro ochenta y cinco, que solo de mirarlo se me hacia la boca agua de imaginar el pedazo polla que tendría. Los días fueron pasando y yo cada día le decía a mi cornudo que me preparase una follada con el mulato y así fue como un día mi marido se acercó y con la excusa de comprarle cinco bolsos, a 40 € bolso, le dijo de venir a nuestro apartamento, pero el negro temiéndose una encerrona de la policía, dijo de ir en ese mismo momento a su apartamento donde disponía de más modelos. Como yo estaba tan salida y aunque mi marido recelaba, aceptamos y nos encaminamos a unos apartamentos más ...
     alejados y un poco antiguos donde tenían entre varios alquilado uno, cuando llegamos y mi marido le explico el verdadero motivo, que era follarme mientras el miraba, Ousmane que así nos dijo que se llamaba y que era de Senegal acepto pero si le comprábamos los cinco bolsos, como así hicimos aunque conseguimos que nos los bajase a 30 € cada uno. Después de pagar los 150€ a Ousmane, este le dijo a mi marido que me desnudase y se desnudase mientras él se quitaba la ropa y debajo de ella apareció un cuerpazo con esas famosas chocolatinas que cuando las comparamos con las barrigas de nuestros maridos nos hace llorar de grima, pero cuando se bajó los pantalones y los calzoncillos le apareció su pollón, largo pero sobretodo gordo muy gordo. En cuanto me vio desnuda aquel aparato empezó a crecer y engordar mientras le ordenaba, sí ordenaba porque pronto se dio cuenta de que mi esposo era un sumiso cornudo, que me chupara los pies mientras que a mi cogiéndome de los hombros me agachó a la altura de su polla la cual me metió en la boca sin más preámbulos comenzando un mete saca casi violento. Yo soy bastante experta en mamadas pero Ousmane me follaba la boca en vez de querer una mamada tranquila, mientras me follaba no paraba de llamarme guarra y puta y a mi marido le llamaba maricona y decía que luego se encargaría de él.Enseguida empezó a gritar: ¡Más deprisa, zorra, parece mentira, tan grande y tan puta... deprisa, cerda, deprisa!Cuando yo pensaba que se iba a correr, me tiró literalmente ...
«123»