1. Basado en hechos reales, por Leila.


    Fecha: 10/09/2018, Categorías: Sexo Duro Autor: FilmyCloud, Fuente: xHamster

    Llevaba esperándole cinco horas, deseaba verle entrar por la puerta, pero todavía tenia que esperar, no sabia que hacer, me moría de ganas de sentir sus manos en mi cuerpo, ponerle a mil, como el me hacia estar cada día, sobretodo lo cachonda que me hacia sentir, lo húmeda que llegaba a ponerme, pero esta vez se le quería hacer sufrir yo a él.Lo único que podía hacer por ahora era ponerme la lencería que a él mas le gustaba, una braguita negra de encaje a juego con el sujetador, siempre me acordaré del día que la estrené en el probador de aquel centro comercial, no se resistió a quitármela.Me pareció escuchar unas llaves en la puerta, en cuanto le oí entrar, me levanté y noté lo empapada que estaba. Fui hacia él lo más rápido que pude, no quería darle tiempo a reaccionar, le atrapé frente a la pared y le besé, le besé con todas mis fuerzas, quería transmitirle las ganas que tenia de sentirle dentro de mi.Le coloqué mi mano en su entrepierna y para mi sorpresa ya la tenia enorme, pfff, que cachonda me ponía.- Te echaba de menos - me dijo.Me metió las manos bajo el sujetador mientras yo le desabrochaba el pantalón. Le llevé camino a la habitación, esa noche yo era la que llevaba el control. Me giré de espaldas a el y me besó el cuello, me quito el sujetador y empezó a pellizcarme y tirarme de los pezones, él sabe que eso me encanta, mientras aprovechaba para rozar con su paquete mi culo ¡Que dura la tiene! Dios mio.Le senté en la cama y me agaché para poder ...
     saborear su polla, comérsela entera, verle gozar de placer. Le estaba mirando su cara desde abajo y podía ver como se aguantaba los gemidos, me la metía en la boca una y otra vez, no me entraba entera.- ¿Te gusta cómo te chupo la polla? - Le pregunté.Y de su boca solo salio un "si" entre gemidos.Me levanté y me quité la braguita, le dije que se tumbara para colocarme encima suyo, según me coloqué, su enorme polla entró hasta el fondo de mi empapado coño. No podía parar de subir y bajar, sentir como se mojaba el también por mi culpa, él era el único que sabia hacerme estremecer de aquella manera.De repente, sin darme cuenta, me colocó en la posición del perrito, no sabia en que momento él había tomado las riendas de la situación. Me agarró del pelo y empezó a follarme, me la metió tan fuerte que se escuchaba como la cama golpeaba contra la pared. Me estaba dejando el culo rojo por como se aferraba a él y eso me excitaba más todavía.- ¡Dios!, Para o me voy a correr! - Le dije.Pero no se detuvo, hacerme gritar le ponía aún más caliente. No pude aguantarme y todo mi cuerpo se detuvo con un maravilloso orgasmo, en ese instante sentí como él estaba apunto de terminar también, no quería desperdiciar la ocasión, quería que se corriera en mi boca, que me llenara de su leche, me giré rápidamente y le dije:- ¡Correte!¡Correte cariño mío!Lo poco que recuerdo después, es el olor a follada que había en la habitación, lo mojada que estaba y lo bien que me sentí después. 
«1»